Artículos

Estallido de la guerra: 28 de junio al 14 de agosto de 1914

Estallido de la guerra: 28 de junio al 14 de agosto de 1914


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

28 de junio: El archiduque Franz Ferdinand y la duquesa Sophie von Chotkova fueron asesinados por Gavrilo Princip. Varios miembros del grupo Mano Negra de Sarajevo fueron detenidos e interrogados por las autoridades austriacas. Bajo un interrogatorio extremo, algunos de los hombres afirmaron que tres miembros de Serbia, Milan Ciganovic, Dragutin Dimitrijevic y Voja Tankosic, habían organizado el complot.

6 de julio: El gobierno alemán anuncia su total apoyo a Austria-Hungría si decide tomar represalias contra Serbia.

9 de julio: El gobierno austro-húngaro envió a Friedrich von Wiesner a Sarajevo para investigar las denuncias de que el gobierno serbio estaba involucrado en un complot para asesinar al archiduque Franz Ferdinand.

13 de julio: Wiesner informa al gobierno austrohúngaro que miembros del ejército serbio estuvieron involucrados en el asesinato de Franz Ferdinand.

21 de julio: Conrad von Hotzendorf convence al emperador Franz Josef de que Austria-Hungría podría castigar a Serbia sin que los demás países importantes tomen medidas.

23 de julio: El gobierno austro-húngaro hace quince demandas al gobierno serbio. Esto incluye la demanda de que arresten a los líderes del grupo Mano Negra con sede en Serbia y los envíen a juicio en Viena.

24 de julio: Nikola Pasic y el gobierno serbio piden ayuda a Rusia contra el ataque propuesto por el ejército austrohúngaro.

25 de julio: Nikola Pasic le dice al gobierno austro-húngaro que no puede aceptar sus quince demandas, ya que "sería una violación de la Constitución de Serbia y criminal en la ley".

26 de julio: Rusia promete que ayudará a Serbia si es atacada por Austro-Hungría.

28 de julio: Austro-Húngaro declara la guerra a Serbia.

31 de julio: Rusia moviliza sus fuerzas armadas en apoyo de Serbia. Esto incluye el envío de tropas a sus fronteras con Alemania y Austria-Hungría.

1 de agosto: Alemania declara la guerra a Rusia.

2 de agosto: Italia declara que no tiene la intención de cumplir con sus obligaciones de la Triple Alianza y permanecerá neutral.

3 de agosto: Alemania declara la guerra a Francia. La neutralidad belga fue garantizada por Gran Bretaña en virtud de un tratado firmado en 1839. Sir Edward Gray, el secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, advierte a Alemania que Gran Bretaña iría a la guerra si Bélgica fuera invadida.

4 de agosto: El ejército alemán entra en Bélgica. Gran Bretaña declara la guerra a Alemania.

5 de agosto: Austro-Hungría declara la guerra a Rusia.

10 de agosto: Francia declara la guerra a Austria-Hungría.

12 de agosto: Gran Bretaña declara la guerra a Austria-Hungría.

14 de agosto: Francia invade Lorena.


Cronología - 1914

La Primera Guerra Mundial duró cuatro años e involucró a muchos estados nacionales.

Esta sección enumera los acontecimientos históricos del año 1914, el primer año de la guerra que comenzó como la guerra de movimiento ampliamente esperada, pero que inexplicablemente (a los ojos de la época) se convirtió en una obstinada guerra de trincheras.

Para una cuenta de día a día, haga clic en cualquier mes usando el barra lateral a la derecha.

Fecha Evento
28 de junio Asesinato del archiduque Francisco Fernando, heredero del trono del imperio austrohúngaro, en Sarajevo, Bosnia
28 de julio Austria-Hungría declara la guerra a Serbia
29 de julio - 9 de diciembre Austria-Hungría invade repetidamente Serbia, pero es rechazada repetidamente
Agosto 1 Estallido de la guerra: Alemania declara la guerra a Rusia
3 de agosto Alemania declara la guerra a Francia
4 de agosto Alemania invade la neutral Bélgica
4 de agosto Gran Bretaña declara la guerra a Alemania
4 de agosto El presidente de Estados Unidos, Woodrow Wilson, declara la política de neutralidad de Estados Unidos
14 de agosto Comienza la batalla de las fronteras
17-19 de agosto Rusia invade Prusia Oriental
23 de agosto Japón declara la guerra a Alemania
23 de agosto - 2 de septiembre Austria-Hungría invade la Polonia rusa (Galicia)
26-30 de agosto Batalla de Tannenberg, en la que Rusia pierde el mayor éxito de Alemania en la guerra en el frente oriental
5-10 de septiembre Primera Batalla de Marne, detiene el avance alemán, lo que resulta en un estancamiento y una guerra de trincheras.
9-14 de septiembre Primera batalla de los lagos de Masuria, que Rusia pierde
14 de septiembre Comienza la primera batalla de Aisne
15 de septiembre - 24 de noviembre La "carrera hacia el mar", aparecen trincheras el 15 de septiembre
17-28 de septiembre Ataque austro-alemán en el oeste de Polonia
14 de octubre - 22 de noviembre Primera batalla de Ypres
29 de octubre Turquía entra en guerra del lado de las potencias centrales
8 de diciembre Batalla de las Islas Malvinas
21 de diciembre Primer ataque aéreo alemán en Gran Bretaña
25 de diciembre Tregua navideña no oficial declarada por soldados a lo largo del frente occidental

Sábado, 22 de agosto de 2009 Michael Duffy

"Hun" era un término de la jerga utilizado por los aliados para describir a los alemanes. "Boche" fue otro.

- ¿Sabías?


Documentos principales - Declaración oficial alemana sobre el estallido de la guerra en agosto de 1914

A continuación se reproduce el texto de la declaración oficial del gobierno alemán, publicada algunos meses después del inicio de la guerra en julio / agosto de 1914, que intentó culpar a Rusia del estallido de la guerra.

En resumen, Alemania argumentó que, si bien Rusia protestó en público y a través de despachos diplomáticos, sobre todo del zar ruso al káiser alemán, su intención de garantizar la paz continua en Europa, su verdadera intención era movilizar rápidamente a su ejército para obtener una ventaja. ventaja inicial crucial contra Alemania en el campo de batalla.

La declaración oficial que se reproduce a continuación estaba destinada principalmente al consumo de aquellas naciones que en ese momento habían adoptado una postura neutral, p. Ej. América e Italia.

Haga clic aquí para leer la respuesta de Gran Bretaña a la declaración oficial alemana.

Declaración oficial del gobierno alemán: & quotCómo Rusia traicionó la confianza de Alemania & quot

El 28 de junio, el sucesor al trono austrohúngaro, el archiduque Franz Ferdinand, y su esposa, la duquesa de Hohenberg, fueron asesinados por un miembro de una banda de conspiradores serbios.

La investigación del crimen a través de las autoridades austrohúngaras ha revelado el hecho de que la conspiración contra la vida del Archiduque y sucesor al trono fue preparada e instigada en Belgrado con la cooperación de funcionarios serbios y ejecutada con armas del Estado serbio. arsenal.

Este crimen debe haber abierto los ojos de todo el mundo civilizado, no solo en lo que respecta a los objetivos de las políticas serbias dirigidas contra la conservación y la integridad de la monarquía austrohúngara, sino también en lo que respecta a los medios criminales que utiliza la propaganda pan-serbia en Serbia no dudó en emplear para el logro de estos objetivos.

El objetivo de estas políticas fue la revolución gradual y la separación final de los distritos del sureste de la monarquía austrohúngara y su unión con Serbia. Esta dirección de la política de Serbia no se ha alterado en lo más mínimo a pesar de las reiteradas y solemnes declaraciones de Serbia en las que garantiza un cambio en estas políticas hacia Austria-Hungría, así como el cultivo de buenas relaciones de vecindad.

De esta manera, por tercera vez en el transcurso de los últimos seis años, Serbia ha llevado a Europa al borde de una guerra mundial.

Solo pudo hacer esto porque se creía apoyado en sus intenciones por Rusia.

Rusia, poco después de los acontecimientos provocados por la revolución turca de 1908, se esforzó por fundar una unión de los estados balcánicos bajo el patrocinio ruso y se dirigió contra la existencia de Turquía. Esta unión, que logró en 1911 expulsar a Turquía de la mayor parte de sus posesiones europeas, se derrumbó por la cuestión de la distribución del botín.

Las políticas rusas no se desanimaron por este fracaso. Según la idea de los estadistas rusos, debería crearse una nueva unión balcánica bajo el patrocinio ruso, dirigida ya no contra Turquía, ahora desalojada de los Balcanes, sino contra la existencia de la monarquía austrohúngara.

La idea era que Serbia debía ceder a Bulgaria las partes de Macedonia que había recibido durante la última guerra de los Balcanes, a cambio de Bosnia y Herzegovina, que iban a ser arrebatadas a Austria. Para obligar a Bulgaria a aceptar este plan, debía aislarse, Rumania se unió a Rusia con la ayuda de la propaganda francesa y Serbia prometió Bosnia y Herzegovina.

En estas circunstancias, Austria tenía claro que no era compatible con la dignidad y el espíritu de autopreservación de la monarquía seguir viendo ociosamente esta agitación al otro lado de la frontera.

El Gobierno Imperial y Real informó a Alemania de esta concepción y pidió nuestra opinión. Con todo nuestro corazón pudimos estar de acuerdo con la estimación de la situación de nuestro aliado, y asegurarle que cualquier acción que se considere necesaria para poner fin al movimiento en Serbia dirigido contra la conservación de la monarquía contará con nuestra aprobación.

Sabíamos perfectamente que una posible actitud bélica de Austria-Hungría contra Serbia podría llevar a Rusia al campo y que, por lo tanto, podría involucrarnos en una guerra, de acuerdo con nuestro deber como aliados. Sin embargo, no podíamos, en estos intereses vitales de Austria-Hungría, que estaban en juego, aconsejar a nuestro aliado que adoptara una actitud de entrega incompatible con su dignidad, ni negarle nuestra ayuda en estos días difíciles.

No obstante, podríamos hacer esto porque nuestros propios intereses se vieron amenazados por la continua agitación serbia. Si los serbios continuaban con la ayuda de Rusia y Francia amenazando la existencia de Austria-Hungría, el colapso gradual de Austria y el sometimiento de todos los eslavos bajo un cetro ruso sería la consecuencia, haciendo insostenible la posición de la raza teutónica. en Europa Central.

Una Austria moralmente debilitada bajo la presión del pan-eslavismo ruso ya no sería un aliado en el que pudiéramos contar y en el que pudiéramos tener confianza, como debemos poder tener, en vista de la actitud cada vez más amenazante de nuestro este. y vecinos del oeste. Por lo tanto, permitimos a Austria tener las manos libres en su acción hacia Serbia, pero no hemos participado en sus preparativos.

Austria eligió el método de presentar al Gobierno serbio una nota, en la que se explicaba la conexión directa entre el asesinato de Serajevo y el movimiento panserbio, que no sólo había sido aprobada sino activamente apoyada por el Gobierno serbio, y en la que se explicaba un completo Se solicitó el cese de esta agitación, así como el castigo de los culpables.

Al mismo tiempo, Austria-Hungría exigió como garantía necesaria para el cumplimiento de su deseo la participación de algunos funcionarios austriacos en el examen preliminar del territorio serbio y la disolución final de las sociedades pan-serbias que agitaban contra Austria-Hungría.

El Gobierno Imperial y Real concedió un plazo de 48 horas para la aceptación incondicional de sus demandas.

El gobierno serbio inició la movilización de su ejército un día después de la transmisión de la nota austrohúngara.

Como después de la fecha estipulada el Gobierno serbio dio una respuesta que, aunque cumpliendo en algunos puntos con las condiciones de Austria-Hungría, mostró en todos sus elementos esenciales el empeño a través de la dilación y nuevas negociaciones para escapar de las justas demandas de la monarquía, esta última interrumpió sus relaciones diplomáticas con Serbia sin permitirse nuevas negociaciones ni aceptar más garantías serbias, cuyo valor, para su pérdida, había experimentado suficientemente.

A partir de ese momento, Austria se encontraba de hecho en estado de guerra con Serbia, que proclamó oficialmente el 28 de julio declarando la guerra.

Desde el comienzo del conflicto asumimos la posición de que aquí sólo se trataba de los asuntos de Austria, que tendría que resolver con Serbia. Por lo tanto, dirigimos nuestros esfuerzos hacia la localización de la guerra y hacia convencer a las otras potencias de que Austria-Hungría tenía que recurrir a las armas en legítima defensa, impuesta por las condiciones.

Adoptamos enfáticamente la posición de que ningún país civilizado tenía derecho a detener el brazo de Austria en esta lucha contra la barbarie y el crimen político, y a proteger a los serbios de su justo castigo. En este sentido instruimos a nuestros representantes con las potencias extranjeras.

Simultáneamente, el gobierno austrohúngaro comunicó al gobierno ruso que el paso emprendido contra Serbia implicaba simplemente una medida defensiva contra la agitación serbia, pero que Austria-Hungría debía exigir necesariamente garantías para un comportamiento amistoso continuo de Serbia hacia la monarquía.

Austria-Hungría no tenía la menor intención de cambiar el equilibrio de poder en los Balcanes.

En respuesta a nuestra declaración de que el gobierno alemán deseaba y tenía como objetivo una localización del conflicto, tanto el gobierno francés como el inglés prometieron una acción en la misma dirección. Pero estos esfuerzos no lograron evitar la interposición de Rusia en el desacuerdo austro-serbio.

El gobierno ruso presentó un comunicado oficial el 24 de julio, según el cual Rusia no podía permanecer indiferente en el conflicto serbo-austriaco. Lo mismo fue declarado por el Secretario de Relaciones Exteriores de Rusia, M. Sazonof, al Embajador de Alemania, Conde Pourtales, en la tarde del 26 de julio.

El Gobierno alemán volvió a declarar, a través de su embajador en San Petersburgo, que Austria-Hungría no deseaba conquistar y solo deseaba la paz en sus fronteras. Después de la explicación oficial de Austria-Hungría a Rusia de que no reclamaba ganancias territoriales en Serbia, la decisión relativa a la paz del mundo recaía exclusivamente en San Petersburgo.

El mismo día, las primeras noticias de la movilización rusa llegaron a Berlín por la noche.

Los embajadores alemanes en Londres, París y San Petersburgo recibieron instrucciones de señalar enérgicamente el peligro de esta movilización rusa. También se ordenó al embajador imperial en San Petersburgo que hiciera la siguiente declaración al gobierno ruso:

“Las medidas militares preparatorias de Rusia nos obligarán a contramedidas que deben consistir en movilizar al ejército.

Pero la movilización significa guerra.

“Como conocemos las obligaciones de Francia hacia Rusia, esta movilización estaría dirigida tanto contra Rusia como contra Francia. No podemos suponer que Rusia desee desencadenar tal guerra europea. Dado que Austria-Hungría no tocará la existencia del reino serbio, opinamos que Rusia puede permitirse asumir una actitud de espera. Podemos apoyar aún más el deseo de Rusia de proteger la integridad de Serbia, ya que Austria-Hungría no tiene la intención de cuestionar esta última. Será fácil en el desarrollo posterior del asunto encontrar una base para un entendimiento & quot.

El 27 de julio, el secretario de Guerra ruso, M. Suchomlinof, dio al agregado militar alemán su palabra de honor de que no se había emitido ninguna orden de movilización, solo se estaban haciendo preparativos, pero no se había reunido un caballo ni se habían llamado reservas.

Si Austria-Hungría cruzara la frontera serbia, se movilizarían los distritos militares dirigidos hacia Austria, es decir, Kiev, Odessa, Moscú, Kazán, en ningún caso los situados en la frontera alemana, es decir, San Petersburgo, Vilna y Varsovia. .

Al indagar sobre el objeto de la movilización contra Austria-Hungría, el ministro de Guerra ruso respondió encogiéndose de hombros y refiriéndose a los diplomáticos. El agregado militar señaló entonces estas medidas de movilización contra Austria-Hungría como extremadamente amenazantes también para Alemania.

En los días siguientes, las noticias sobre la movilización rusa llegaron a un ritmo vertiginoso. Entre ellas también se encontraban noticias sobre los preparativos en la frontera germano-rusa, como por ejemplo el anuncio del estado de guerra en Kovno, la salida de la guarnición de Varsovia y el fortalecimiento de la guarnición de Alexandrovo.

El 27 de julio se recibió la primera información sobre las medidas preparatorias tomadas por Francia: el XIV Cuerpo interrumpió las maniobras y regresó a su guarnición.

Mientras tanto, nos habíamos esforzado por localizar el conflicto con los pasos más enfáticos.

El 26 de julio, Sir Edward Gray había hecho la propuesta de someter las diferencias entre Austria-Hungría y Serbia a una conferencia de los Embajadores de Alemania, Francia e Italia bajo su presidencia. Con respecto a esta propuesta, declaramos que no podíamos, por mucho que aprobáramos la idea, participar en dicha conferencia, ya que no podíamos llamar a Austria en su disputa con Serbia ante un tribunal europeo.

Francia consintió la propuesta de Sir Edward Gray, pero fracasó cuando Austria la rechazó, como era de esperar.

Fieles a nuestro principio de que la mediación no debe extenderse al conflicto austro-serbio, que debe considerarse como un asunto puramente austro-húngaro, sino simplemente a las relaciones entre Austria-Hungría y Rusia, continuamos nuestros esfuerzos para lograr un entendimiento entre estos dos poderes.

Además, nos declaramos dispuestos, tras el fracaso de la idea de la conferencia, a transmitir una segunda propuesta de Sir Edward Grey a Viena en la que sugirió que Austria-Hungría debería decidir si la respuesta serbia era suficiente o que se utilizaría como base para más negociaciones. El Gobierno austro-húngaro comentó con pleno reconocimiento de nuestra acción que había llegado demasiado tarde, ya que las hostilidades habían sido abiertas.

A pesar de esto, continuamos nuestros intentos al máximo y aconsejamos a Viena que mostrara todos los avances posibles compatibles con la dignidad de la monarquía.

Desafortunadamente, todas estas propuestas fueron superadas por los preparativos militares de Rusia y Francia.

El 29 de julio, el gobierno ruso hizo la notificación oficial en Berlín de que se habían movilizado cuatro distritos del ejército. Al mismo tiempo, se recibieron nuevas noticias sobre los preparativos militares de Francia que progresaban rápidamente, tanto en el agua como en la tierra.

El mismo día, el Embajador Imperial en San Petersburgo tuvo una entrevista con el Secretario de Relaciones Exteriores de Rusia, sobre la cual informó por telégrafo, de la siguiente manera:

“El Secretario trató de persuadirme de que debería instar a mi Gobierno a participar en una conferencia cuádruple para encontrar los medios para inducir a Austria-Hungría a renunciar a las demandas que afectan a la soberanía de Serbia.

“Simplemente podía prometer que informaría de la conversación y asumí la posición de que, después de que Rusia hubiera decidido el funesto paso de la movilización, todo intercambio de ideas parecía ahora extremadamente difícil, si no imposible. Además, Rusia ahora nos exigía con respecto a Austria-Hungría lo mismo de lo que se culpaba a Austria-Hungría con respecto a Serbia, es decir, una infracción de soberanía.

"Austria-Hungría prometió considerar los intereses rusos al negar cualquier aspiración territorial - una gran concesión por parte de un estado involucrado en la guerra - por lo tanto, debería permitírsele ocuparse de sus asuntos con Serbia únicamente". Habrá tiempo en la conferencia de paz para volver a la cuestión de la tolerancia hacia la soberanía de Serbia.

Agregué muy solemnemente que en este momento todo el asunto austro-serbio estaba eclipsado por el peligro de una conflagración europea general, y traté de presentarle al Secretario la magnitud de este peligro.

"Era imposible disuadir a Sazonof de la idea de que Rusia no podía ahora abandonar Serbia".

En respuesta a varias preguntas sobre las razones de su actitud amenazadora, el Gobierno ruso señaló repetidamente que Austria-Hungría no había iniciado ninguna conversación en San Petersburgo.

El embajador austrohúngaro en San Petersburgo recibió instrucciones el 29 de julio, a sugerencia nuestra, de entablar tal conversación con Sazonof.

El conde Szapary estaba facultado para explicar al ministro ruso la nota a Serbia, aunque había sido superada por el estado de guerra, y para aceptar cualquier sugerencia de parte de Rusia, así como para discutir con Sazon todas las cuestiones relacionadas directamente con el Austro. -Relaciones rusas.

Codo con codo con Inglaterra, trabajamos incesantemente y apoyamos todas las propuestas de Viena de las que esperábamos obtener la posibilidad de una solución pacífica del conflicto. Incluso el 30 de julio enviamos la propuesta inglesa a Viena, como base para las negociaciones, de que Austria-Hungría debería dictar sus condiciones en Serbia, es decir, después de su marcha a Serbia. Pensamos que Rusia aceptaría esta base.

Durante el intervalo del 29 de julio al 31 de julio aparecieron noticias renovadas y acumuladas sobre las medidas de movilización rusas. La acumulación de tropas en la frontera de Prusia Oriental y la declaración del estado de guerra en todas las partes importantes de la frontera occidental rusa no permitieron más dudas de que la movilización rusa estaba en pleno apogeo contra nosotros, mientras que simultáneamente todas esas medidas fueron denegadas a nuestro representante. en San Petersburgo por palabra de honor.

Es más, incluso antes de que la respuesta de Viena sobre la mediación anglo-alemana, cuyas tendencias y fundamentos debían de ser conocidos en San Petersburgo, pudiera haber sido recibida en Berlín, Rusia ordenó una movilización general.

Durante los mismos días, tuvo lugar entre Su Majestad el Káiser y el Zar Nicolás un intercambio de telegramas en el que Su Majestad llamó la atención del Zar sobre el carácter amenazador de la movilización rusa durante la continuación de sus propias actividades de mediación.

El 31 de julio, el Zar dirigió el siguiente telegrama a Su Majestad el Káiser:

"Te agradezco cordialmente tu mediación que permite la esperanza de que todo termine pacíficamente". Es técnicamente imposible interrumpir nuestros preparativos militares que se han hecho necesarios por la movilización austriaca. Está lejos de nosotros querer la guerra. Mientras continúen las negociaciones entre Austria y Serbia, mis tropas no emprenderán ninguna acción provocadora. Te doy mi palabra solemne al respecto. Confío con toda mi fe en la gracia de Dios y espero el éxito de Tu mediación en Viena para el bienestar de nuestros países y la paz de Europa.

& quotSu cordialmente devoto
& quotNICHOLAS & quot.

Este telegrama del Zar se cruzó con el siguiente, enviado por S.M. el Kaiser, también el 31 de julio, a las 2 p. metro.:

“Tras su apelación a mi amistad y su solicitud de ayuda, he entablado una mediación entre su gobierno y el gobierno de Austria-Hungría. Mientras se producía esta acción, tus tropas se movilizaban contra mi aliado Austria-Hungría, por lo que, como ya te he comunicado, mi mediación se ha vuelto casi ilusoria.

“A pesar de esto, lo he continuado, y ahora recibo noticias confiables de que se están llevando a cabo serios preparativos para la guerra en mi frontera oriental. La responsabilidad por la seguridad de mi país me obliga a tomar medidas de defensa. He llegado al límite extremo de lo posible en mis esfuerzos por la preservación de la paz del mundo.

"No soy yo quien asume la responsabilidad de la desgracia que ahora amenaza a todo el mundo civilizado. Descansa en tu mano para evitarlo. Nadie amenaza el honor y la paz de Rusia, que bien podría haber esperado el éxito de mi mediación.

"La amistad por ti y tu país, que me legó mi abuelo en su lecho de muerte, siempre ha sido sagrada para mí, y he apoyado fielmente a Rusia mientras estaba en grave aflicción, especialmente durante su última guerra". Usted todavía puede preservar la paz de Europa si Rusia decide interrumpir los preparativos militares que amenazan a Alemania y Austria-Hungría ''.

Antes de que este telegrama llegara a su destino, la movilización de todas las fuerzas rusas, obviamente dirigida contra nosotros y ya ordenada durante la tarde del 31 de julio, estaba en plena marcha. No obstante, el telegrama del zar fue enviado a las 2 de la tarde de esa misma tarde.

Después de que se conociera la movilización general rusa en Berlín, el embajador imperial en San Petersburgo recibió instrucciones la tarde del 31 de julio de explicar al gobierno ruso que Alemania declaró el estado de guerra como contramedida contra la movilización general del ejército ruso. y la marina, que debe ir seguida de la movilización si Rusia no cesa sus medidas militares contra Alemania y Austria-Hungría en un plazo de 12 horas, y notifica a Alemania de ello.

Al mismo tiempo, se ordenó al embajador imperial en París que exigiera al gobierno francés una declaración dentro de las 18 horas, si permanecería neutral en una guerra ruso-alemana.

El Gobierno ruso destruyó con su movilización, amenazando la seguridad de nuestro país, la laboriosa acción de mediación de los gabinetes europeos. La movilización rusa con respecto a cuya seriedad nunca permitimos que el Gobierno ruso abrigara una duda, en relación con su continua negación, muestra claramente que Rusia quería la guerra.

El embajador imperial en San Petersburgo entregó su nota al señor Sazonof el 31 de julio a las 12 de la noche.

La respuesta del Gobierno ruso nunca nos ha llegado.

Dos horas después de la expiración del límite de tiempo, el Zar telegrafió a S.M. el Kaiser, de la siguiente manera:

& quot; He recibido su telegrama. Comprendo que estás obligado a movilizarte, pero me gustaría tener de ti la misma garantía que te he dado, a saber, que estas medidas no significan la guerra, y que seguiremos negociando por el bienestar de nuestros dos. países y la paz universal que tanto amamos.

"Con la ayuda de Dios, debe ser posible para nuestra probada amistad evitar el derramamiento de sangre. Espero con total confianza Su respuesta urgente. & Quot

A este H.M. el káiser respondió:

--Te agradezco tu telegrama. Ayer le mostré a Su Gobierno el camino a través del cual solo se puede evitar la guerra.

`` Aunque pedí una respuesta para hoy al mediodía, no me ha llegado ningún telegrama de mi embajador con la respuesta de su gobierno. Por tanto, me he visto obligado a movilizar a mi ejército.

“Una respuesta inmediata, clara e inconfundible de Su Gobierno es la única forma de evitar una miseria sin fin. Hasta que no reciba esta respuesta, no podré, para mi gran pesar, entrar en el tema de Su telegrama.

"Debo pedirle con toda seriedad que usted, sin demora, ordene a sus tropas que no cometan, bajo ninguna circunstancia, la más mínima violación de nuestras fronteras".

Dado que el plazo dado a Rusia había expirado sin recibir una respuesta a nuestra consulta, H.M. el Kaiser ordenó la movilización de todo el ejército y la marina alemanes el 1 de agosto a las 5 p.m.

Se instruyó al Embajador de Alemania en San Petersburgo que, en caso de que el Gobierno de Rusia no diera una respuesta satisfactoria dentro del plazo estipulado, debería declarar que nos consideramos en estado de guerra tras el rechazo de nuestras demandas.

Sin embargo, antes de que se recibiera una confirmación de la ejecución de esta orden, es decir, ya en la tarde del 1 de agosto, es decir, la misma tarde en que se envió el telegrama del Zar, citado anteriormente, las tropas rusas cruzaron nuestra frontera y marchó en territorio alemán.

Así Rusia inició la guerra contra nosotros.

Mientras tanto, el embajador imperial en París planteó nuestra pregunta al gabinete francés el 31 de julio a las 7 p.m.

El primer ministro francés dio una respuesta equívoca e insatisfactoria el 1 de agosto a las 13 horas, que no dio una idea clara de la posición de Francia, ya que se limitó a explicar que Francia haría lo que sus intereses exigían.

Unas horas después, a las 5 de la tarde, se ordenó la movilización de todo el Ejército y Armada francesa.

En la mañana del día siguiente, Francia abrió las hostilidades.

Fuente: Registros fuente de la Gran Guerra, vol. II, ed. Charles F. Horne, Antiguos Alumnos Nacionales 1923

Sábado, 22 de agosto de 2009 Michael Duffy

"ANZAC" se acuñó en 1915 a partir de las iniciales del Cuerpo de Ejército de Australia y Nueva Zelanda.

- ¿Sabías?


Comienzo de la guerra

El asesinato del archiduque Franz Ferdinand el 28 de junio de 1914 en Sarajevo acercó al mundo un paso más hacia el estallido de la guerra. Las crecientes tensiones en Europa llevaron a la Crisis de julio, un mes de maniobras diplomáticas entre las potencias europeas de Austria-Hungría, Alemania, Rusia, Francia y Gran Bretaña. El primer ministro australiano, Joseph Cook, sobre las elecciones celebradas en Horsham el 31 de julio, declaró que

“Si va a haber una guerra, tú y yo estaremos en ella. Debemos estar en eso. Si el viejo país está en guerra, nosotros también ”. [1]

Andrew Fisher, líder del Partido Laborista (y próximo primer ministro a partir del 17 de septiembre de 1914), también se comprometió a apoyar a Gran Bretaña:

"Si ocurriera lo peor ... los australianos estarán al lado de la madre patria para ayudarla y defenderla hasta nuestro último hombre y nuestro último chelín". [2]

[Higo. 1] Cable del Agente General en Londres al Primer Ministro de Nueva Gales del Sur, 5 de agosto de 1914. De NRS 12060 [9-4692 carta 14-4964] [Higo. 2] A State of War, 7 de agosto de 1914. Extracto de la London Gazette, 7 de agosto de 1914. De NRS 333 [7-7198.1 carta 14-5711, p.6181] [Higo. 3] Guerra con Austria, 14 de agosto de 1914. Aviso sobre la ruptura de las relaciones diplomáticas entre Francia y Austria, tomado de NRS 333 [7-7198.1 carta 14-5711, p.6385]
[Higo. 4] Ampliación de la proclamación de guerra. Ampliación de la proclamación de guerra para incluir al Imperio Austro-Húngaro, 14 de agosto de 1914. De NRS 333 [7-7198.1 carta 14-5711, p.6386] [Higo. 5] Holman a Cook, 2 de agosto de 1914. Carta dictada por el primer ministro Holman a PM Cook, 2 de agosto de 1914. De NRS 12060 [9-4692 carta 14-4887, p.1] [Higo. 6] Cook a Holman, 5 de agosto de 1914. Respuesta de Cook & # 8217 a la carta de Holman & # 8217, de fecha 5 de agosto de 1914. De NRS 12060 [9-4692 carta 14-4920]
[Higo. 7] Correspondencia por telegrama entre el gobernador general de Australia y el secretario de estado en Inglaterra, comenzando con la oferta de PM & # 8217 de 20.000 hombres para una fuerza expedicionaria. De NRS 12061 [7/5913, pp4-5] [Higo. 8] Cablegrama enviado por el rey Jorge V a los dominios autónomos, 8 de septiembre de 1914. De NRS12061 [7-5913] _War-with-Germany

El 4 de agosto de 1914, antes de que Australia supiera del estallido de la guerra, Cook envió un cable al Secretario de Estado en Londres con una oferta de una fuerza expedicionaria de 20.000 hombres y prometió los buques de la Armada australiana al Almirantazgo británico (ver Telegrama No. 13 en la Fig. .7).

Gran Bretaña declaró la guerra a Alemania el 4 de agosto de 1914 y Australia, junto con otros miembros del Imperio Británico, también estaba automáticamente en guerra (Fig. 2). El 12 de agosto de 1914, la declaración de guerra británica # 8217 se amplió para incluir a Austria-Hungría (Fig. 3).

Con el deterioro de la situación europea, el Agente General de Nueva Gales del Sur en Londres envió un cable al primer ministro Holman el 5 de agosto de 1914 para informarle de que "existe un estado de guerra entre Gran Bretaña y Alemania" (Fig. 1). Holman ya le había escrito al Primer Ministro Cook & # 8220 ofreciendo la más completa cooperación & # 8221 del gobierno de Nueva Gales del Sur a la Commonwealth y agregó dos sugerencias con respecto a los rifles y la Panadería del Estado de Nueva Gales del Sur (Fig. 5). Cook respondió al día siguiente, 5 de agosto de 1914, expresando su agradecimiento por la amable oferta de Holman de cooperación total y # 8221 de Holman (Fig. 6).

El 8 de septiembre de 1914, el rey Jorge V envió un mensaje por cablegrama a sus dominios autónomos (figura 8). The King acknowledged the grave decision that was taken in declaring war on Germany and her allies, and also recognized the determination and loyalty of the self-governing dominions of Australia, Canada and New Zealand:

Paramount regard for treaty faith and the pledged word of rulers and peoples is the common heritage of Great Britain and of the Empire. My peoples in the self-governing Dominions have shown beyond all doubt that they whole-heatedly indorse the grave decision which it was necessary to take. My personal knowledge of the loyalty and devotion of my overseas Dominions has led me to expect that they would cheerfully make the great efforts and bear the great sacrifices. [3]

Australia, fighting alongside Great Britain and other members of the allied forces, was about to enter the Great War.


Outbreak of War: 28th June to 14th August,1914 - History

English Language and History

Selected and prepared for people

Lament
Frank Bridge (1879-1941)

Nota: The recording at Amazon and the recording on YouTube may not be the same.

‘Lament’ was written following the sinking of the ocean linerLusitania on 7th May, 1915,torpedoed by a German U-Boat at the cost of over a thousandcivilian lives.

FROM the 1890s onwards Kaiser Wilhelm II of Germany, envious of Britain’s industrial and colonial success and exhilarated by German unification, began pouring resources into battleships, weapons and manufacturing. Britain and other European nations, sensing danger, nervously followed suit.

Amidst rising tensions Austria-Hungary announced on 8th October, 1908, a formal claim on Bosnia. They had occupied it ever since helping the Russians to eject the Ottoman Turks in 1878, and now undertook to Westernise it, for its own good. Slav nationalists were outraged, and on June 28th, 1914, Gavrilo Princip assassinated the heir to the Austro-Hungarian throne, Archduke Franz Ferdinand, in Sarajevo.

In the ‘July Crisis’ that followed, the Austro-Hungarians declared war on Bosnia’s neighbour, Serbia, backed by Germany, but Tsar Nicholas II of Russia bitterly disappointed cousin Wilhelm by taking Serbia’s side. When France also defied him, Wilhelm ordered his troops to cross neutral Belgium and teach the French a lesson, leaving Britain no alternative but to enter the war on 4th August, 1914.

German industrial and military build-up had created such unbearable tension in Europe that when Austria-Hungary picked a fight with Serbia over Bosnia, and Germany backed the Austro-Hungarians, all Europe was dragged into the conflict. Britain, initially a spectator, came to the aid of Belgium and France on 8th August, 1914.


The Assassination of Archduke Franz Ferdinand

On Sunday June 28th, 1914, Franz Ferdinand and his wife Sophie traveled in a motorcade through Sarajevo their car was open topped and there was little security. The would-be assassins positioned themselves at intervals along the route. Initially, one assassin threw a bomb, but it rolled off the convertible roof and exploded against the wheel of a passing car, causing only minor injuries. Another assassin couldn’t get the bomb out of his pocket because of the crowd’s density, a third felt too close to a policeman to try, a fourth had an attack of conscience over Sophie and a fifth ran off. Princip, away from this scene, thought he’d missed his chance.

The royal couple continued with their day as normal, but after the display at the Town Hall Franz Ferdinand insisted he visit the mildly injured members of his party in the hospital. However, confusion led to the driver heading to their original destination: a museum. As the vehicles stopped in the road to decide which route to take, Princip found himself next to the car. He drew his pistol and shot the Archduke and his wife at point-blank range. He then tried to shoot himself, but the crowd stopped him. He then took poison, but it was old and simply caused him to vomit the police then arrested him before he was lynched. Within half an hour, both targets were dead.


1914 and World War One

1914 witnessed the start of World War One after the build up of international tension throughout Europe that had occurred during 1914.

June 28 th : Franz Ferdinand assassinated at Sarajevo.

July 5 th : Wilhelm II of Germany promised Austria-Hungary support if they took action against Serbia.

July 25 th : Austria-Hungary severed diplomatic ties with Serbia.

July 26 th : Austria-Hungary ordered a partial mobilisation against Serbia. Britain suggested a conference to settle the ‘Serbian Question’.

July 27 th : Germany refused the idea of a conference while Russia accepted it.

July 28 th : Austria-Hungary declared war on Serbia.

July 29 th : Germany refused to confirm adherence to Belgium’s neutrality. Russia asked Germany to put pressure on Austria-Hungary to show restraint while ordering a partial mobilisation herself.

July 30 th : Germany warned Russia to stop her partial mobilisation. Austro-Hungarian War Production Law introduced.

July 31 st : Russia ordered a full general mobilisation.

August 1 st : Germany declared war of Russia. Great Britain and France order a general mobilisation.

August 2 nd : Germany attacked Luxemburg and demanded a right of transit through Belgium.

August 3 rd : Germany declared war on France and having implemented the Schlieffen Plan, invaded Belgium.

August 4 th : Great Britain declared war on Germany. Germany declared war on Belgium. German troops attacked Liege.

August 6 th : Serbia declared war on Germany. Austria-Hungary declared war on Russia. Liege surrendered to the Germans. The British light cruiser ‘HMS Amphion’ was sunk by a mine in the Thames estuary.

August 7 th : First British troops landed in France.

August 8 th : Defence of the Realm Act introduced in Great Britain. France captured Mulhouse in Alsace. Department of War Raw Materials was established in Germany.

August 11 th : Germany recaptured Mulhouse and drove the French out of Alsace.

August 12 th : Great Britain and France declared war on Austria-Hungary.

August 17 th : The Russian 1 st and 2 nd armies advanced on East Prussia.

August 19 th : Serbian forces defeated the Austrians at Jadar River.

August 20 th : Brussels surrendered. Zeppelins flew over London and nearby ports.

August 21 st : Germany attacked Namur. Serbian troops forced Austrian troops out of Serbia.

August 22 nd : A French offensive in the Ardennes was defeated. Hindenburg and Luderndorff arrived Marienburg to take command of the Germany army on the Eastern Front.

August 23 rd : The British Expeditionary Force started its retreat from Mons. Germany invaded France. The Austrian 1 st Army engaged the Russian 4t Army at Krasnik.

August 25 th : The city of Lille was abandoned by the French. The Russian 4 th Army was forced to retreat from Krasnik.

August 26 th : Start of the Battle of Tannenburg. The Russian 5 th Army was defeated at Komarov

August 28 th : First German attack on Verdun took place but was unsuccessful. The Battle of Heligoland Bight fought. The German Navy lost the cruisers ‘Mainz’, ‘Köln’ and ‘Ariadne’ – all three were sunk by the Royal Navy.

August 29 th : First checks to the German advance were made at St. Quentin and Guise. The Russian commander at Tannenburg, Samsonov, committed suicide. The Russian 3 rd and 8 th armies defeated the Austrians near Lemberg.

August 30 th : Paris bombed by aircraft of the German Air Service.

August 31 st : Battle of Tannenburg ended – 125,000 Russian troops were taken prisoner.

September 2 nd : The French government secretly moved to Bordeaux.

September 3 rd : Lemberg was occupied by the Russians. French aerial reconnaissance spotted gaps in the German advance towards the Marne and informed ground force commanders accordingly.

September 5 th : Start of the Battle of Ourcq between the French 6 th Army and the German 1 st .

September 6 th : First Battle of the Marne started.

September 7 th : German troops advanced on the Masurian Lakes.

September 8 th : Austria-Hungary invaded Serbia for the second time. “State of War” regulations introduced across the whole of France.

September 9 th : The advance of the French 5 th Army and the BEF resulted in the Germans retreating.

September 12 th : The Germans re-crossed the River Aisne and set up well-defended positions

September 14 th : Moltke was dismissed his command and replaced by Falkenhayn. This date marks the first time a radio was used in an aeroplane to direct artillery fire.

September 15 th : The first use of aerial photography by the Royal Flying Corps to assist ground forces.

September 22 nd : Start of the Battle of Picardy. U-9 sunk three British cruisers off the Dutch coast. The Royal Flying Corps bombed Zeppelin sheds at Cologne and Düsseldorf.

September 26 th : Indian troops arrived at Marsailles.

September 27 th : Start of the Battle of Artois.

September 28 th : German artillery started to attack forts around Antwerp.

October 1 st : The French stopped a German breakthrough just to the east of Arras.

October 3 rd : Belgium started to withdraw her forces from Antwerp.

October 4 th : German forces reached the Belgian coast. Start of the first combined German/Austrian operation in Poland.

October 10 th : Antwerp surrendered.

October 12 th : Lille occupied by German forces.

October 15 th : Battle for Warsaw started.

October 17 th : Russian forces saved Warsaw from capture.

October 18 th : First Battle of Ypres started.

October 20 th : First recorded sinking of a merchant ship by a U-boat when the ‘Glitra’ was sunk by U-17 off Norway.

October 29 th : Turkey entered the war on the side of Germany.

November 1 st : Start of the 3 rd Austrian invasion of Serbia. The Battle of Coronel in the Pacific Ocean took place. ‘HMS Monmouth’ and ‘HMS good Hope’ were lost with no survivors.

November 4 th : Austrians defeated at Jaroslau.

November 11 th : Start of the second combined German/Austrian advance into Poland.

November 18 th : Start of the Battle of Lodz – the German advance into Poland was halted by fierce fighting.

November 22 nd : First Battle of Ypres ended.

November 24 th : The German XXV Reserve Corps fought their way out of Lodz.

December 2 nd : Austrians captured Belgrade.

December 6 th : Serbia defeated an Austria force at Kolubra River. Russian forces withdrew from Lodz.

December 8 th : Austria suffered a heavy defeat at a battle to the south of Belgrade. Battle of the Falkland Island took place – the German Navy suffered heavy losses with over 1,800 men killed.

December 9 th : Warsaw bombed by the German Air Service.

December 12 th : Start of a major Austrian counter-offensive against Serbia

December 15 th : Serbia regained Belgrade. Austrian forces withdrew across their border.

December 16 th : Whitby, Scarborough and Hartlepool were bombarded by the German Navy.

December 24 th /25 th : Xmas truce on the frontline.

1915 1916 1917 1918


British National Dailies and the Outbreak of War in 1914

The intention of this article is to cover a clear gap in the present literature with regards to the First World War, exploring the British National Press and their portrayal of how Britain entered the conflict. Themes explored include: the reaction of the press to the Archduke's assassination the impact of foreign embassies on press reporting predictions of the Austrian Ultimatum reporting in the final days of peace and finally the continuous and at times controversial link between politicians and the press, a particularly topical issue at present.

Notas

1. G. Boyce, ‘The Fourth Estate: The Reappraisal of a Concept’ in G. Boyce, J. Curran, and P. Wingate, Newspaper History from the Seventeenth Century to the Present Day (London, 1978), 27.

2. D. Vincent, The Rise of Mass Literacy: Reading and Writing in Modern Europe (Cambridge, 2010), 20.

3. See, for example, Z. Steiner and K. Neilson, Britain and the Origins of the First World War (Basingstoke, 2003), which includes brief background on the role of the press, 178–81, but only passing references during the July Crisis, or C. Hazlehurst, Politicians at War (London, 1971).

4. S. Koss, The Rise and Fall of the Political Press in Britain (London, 1984), ii. 236–8.

5. J. McEwen, ‘The National Press during the First World War: Ownership and Circulation’ Journal of Contemporary History, xvii, no. 3 (1982), 459–86.

6. J. Simpson, Unreliable Sources (London, 2010), 90.

7. D. Watt, ‘British Reactions to the Assassination at Sarajevo’, European Studies Review, i, no. 3 (1971), 233–47.

8. A. Gregory, ‘A Clash of Cultures: the British Press and the Opening of the Great War’ in T. Paddock (ed), A Call to Arms: Propaganda, Public Opinion and Newspapers in the Great War (London, 2004), 15–49.

9. R. Chickering, ‘War Enthusiasm?’ in H. Afflerbach and D. Stevenson (eds) An Improbable War? The Outbreak of World War One and European Political Culture before 1914 (Oxford, 2007), 201.

10. Sunday newspapers and other weeklies are omitted, partly for reasons of space, but also because they provided only intermittent coverage and often only reported on key episodes several days after they had occurred.

11. McEwen, ‘National Press’, 462.

12. A. Harmsworth, Newspapers and their Millionaires (London, 1922), 17 McEwen ‘National Press’, 468.

13. McEwen, ‘National Press’, 468.

14. Watt, ‘British Reactions’, 235.

15. McEwen, ‘National Press’, 471.

16. Diary for August 1914, [London,] B[ritish] L[ibrary], J.A. Spender Papers, Mss. 46592, No. 164,

17. W.H. Mills, The Manchester Guardian: A Century of History (London, 1921), 140.

18. McEwen, ‘National Press’, 468 and 471.

19. McEwen, ‘National Press’, 479.

20. Pall Mall Gazette, 29 June, 3 Globe, 29 June, 1 and 6. All references to newspaper reports are for 1914.

21. Daily Telegraph, 29 June, 14 Times, 29 June, 9.

22. Evening Standard, 29 June, 2, and 2 July, 8.

23. Times, 29 June, 9 and 14.

24. Simpson, Unreliable Sources, 90.

25. Pall Mall Gazette, 29 June, 1 Standard, 6 July, 6 and Globe, 29 June, 7.

26. Evening News, 29 June, 5.

27. Morning Post, 29 June, 9–10.

28. Times, 6 July, 7 Daily Telegraph, 7 July, 7.

29. Manchester Guardian, 29 June, 9. Similar accounts in Westminster Gazette, 29 June, 9, and Daily News, 29 June, 6.

30. Daily Herald, 30 June, 1 and Daily Citizen, 29 June, 1.

31. Daily Citizen, 4 July, 4

32. Daily Herald, 29 June, 1.

33. Daily Herald, 30 June, 1, and 1 July, 1.

34. Daily Herald, 3 July, 1.

35. Correo diario, editorial, 1 July and Evening News, 30 July, 4.

36. J. Thompson, Northcliffe and the Great War 1914–1919: Politicians, Press and Propaganda (London, 1999), 18.

37. Gregory, ‘A Clash of Cultures’, 19 Watt, ‘British Reactions’, 233 Simpson, Unreliable Sources, 90.

38. W. Mulligan, The Origins of the First World War (Cambridge, 2010), 209 J. Joll, The Origins of the First World War (London, 1992), 10.

39. For a list of major assassinations since 1792 see: V. Dedijer, The Road to Sarajevo (London, 1967), 449–51.

40. Steiner and Neilson, Britain, 230 and see K. Morgan, The Age of Lloyd George (Oxford, 1971), 53.

41. H. Strachan, Outbreak of the First World War (Oxford, 2004), 117 Dutton, A Political Biography of Sir John Simon (London, 1992), 28.

42. Prince Lichnowsky, Heading for the Abyss: Reminiscences (London, 1928), 7–8.

43. Churchill to Grey, 22 July 1914, The National Archives, Kew, FO800/88 Steiner and Neilson, Britain, 236–7 and see Dutton, Simon, 28.

44. For Grey's relationship with Spender and Scott see: G. Trevelyan, Grey of Fallodon (London, 1937), 201 and J. Spender, Life Journalism and Politics (London, 1927), ii. 14.For Churchill's relationship with Spender and Scott see: V. Carter, Winston Churchill as I Knew Him (London, 1966), 449, and R. Blake and W Louis (eds), Churchill (Oxford, 1993), 60.

45. Steiner and Neilson, Bretaña, 178.

46. On the Veces see: McDonough, Conservative Party, 128 Watt, ‘British Reactions’, 244 and Times, The Official History, 1912–1920, Part 1 (London, 1952), 188. Correlating newspaper reports are: Times, 16 July, 9, and 22 July, 9. On the Daily Express see: Watt, ‘British Reactions’, 244. Correlating Newspaper reports: Telegrafo diario, 18 July, 13 and 20 July, 13.

47. Spender Diary, Aug. 1914, BL.

48. Westminster Gazette, 17 July, 1.

50. Times, 22 July, 7, and 23 July, 7.

51. Pall Mall Gazette, 21 July, 4.

52. Evening News, 23 July, 4.

54. Pall Mall Gazette, 25 July, 1 Daily Mail, 25 July, 5 and Daily Express, 25 July, 1.

55. Evening Standard, 24 July, 7.

56. Evening News, 25 July, 4.

57. Manchester Guardian, 23 July, 8.

58. Westminster Gazette, 21 July, 9, and 22 July, 2.

59. Daily News, 23 July, 4.

60. Manchester Guardian, 24 July, 9.

61. Manchester Guardian, 25 July, 9.

62. Daily Chronicle, 24 July, 1 and Westminster Gazette, 24 July, 2 and 8.

63. Daily News, 25 July, 1.

64. Daily Star, 25 July, 1.

65. Daily Citizen, 22 July, 4 and 25 July, 1.

66. Daily Citizen, 25 July, 4.

67. Daily Mail, 27 July, 4.

69. Pall Mall Gazette, 27 July, 3 and Daily Express, 27 July, 6.

70. Daily Mail, 31 July, 5 and Pall Mall Gazette, 1 Aug., 3.

71. Daily Mail, 31 July, 5 Pall Mall Gazette, 1 Aug., 3.

73. Globe, 3 Aug., 3 Morning Post, 3 Aug., 3 and 4/8/1914, 8 Evening Standard 3 Aug., 1 Evening News, 3 Aug., 2 (an article based on information appearing in the Veces).

74. Daily Express, 4 Aug. 1.

75. Pall Mall Gazette, 3 Aug. 5.

76. J. Barnes and D. Nicholson (eds), The Leo Amery Diaries, Volume One, 1896–1929 (London, 1980), 104–5.

77. Lichnowsky, The Abyss, 73.

78. R. Blumenfeld, RDB's Diary (London, 1930), 246. Unfortunately, he gives no details about who he urged or how he did so.

79. Blumenfeld, RDB's Diary, 248.

80. Daily Express, 3 Aug., 4.

81. For a further appraisal of the influence of politicians on the Veces see: W. Steed, Through Thirty Years (London, 1924), 3–10 Veces, Official History 1912–1920, Part 1, 197–213.

82. Churchill Archive Centre, Cambridge, Leo Amery Papers, AMEL 7/12, 1914 diary, extract from 1 Aug. 1914.

83. Star, 27 July, 4 and Daily News, 30 July, 1.

84. Manchester Guardian, 27 July, 8.

85. Star, 27 July, 4 and 30 July, 4 and Daily News, 30 July, 4 and 5.

86. Manchester Guardian, 27 July, 9.

87. T. Wilson (ed), The Political Diaries of C.P. Scott 1911–1928 (London, 1928), 91–2 Manchester Guardian 28 July, 8.

88. Daily News, 3 Aug., 6.

89. Manchester Guardian, 31 July, 9.

90. Daily News, 1 Aug., 1.

91. Westminster Gazette, 29 July, 2 BL, Spender Diary, Aug. 1914.

92. Star, 2 Aug., 2 Manchester Guardian, 30 July, 9.

93. Westminster Gazette, 3 Aug., 1.

94. Wilson (ed), Diaries of C.P. Scott, 94.

95. Daily Herald, 29 July, 5 and Daily Citizen, 29 July, 4.

96. Daily Herald, 1 Aug., 5 and Daily Citizen, 3 Aug., 2.

97. Daily Herald, 4 Aug., 5.

98. Daily Herald, 1 Aug., 7, and 4 Aug., 9 and Daily Citizen, 5 Aug., 7.

99. Daily Herald, 31 July, 1.

100. Daily Citizen, 3 Aug., 1.

101. B. Holman, Good Old George (Oxford, 1990), 78.

102. H. Richards, Bloody Crisis: The Daily Herald and the Left (London, 1997), 13.

103. Simpson, Unreliable Sources, 90 Watt, ‘British Reactions’, 233.

104. Spender diary, Aug. 1914. BL.

105. W. Harris, J. A Spender (London, 1946), 31.

106. S. Williamson and E. May, ‘An Identity of Opinion: Historians and July 1914’, Journal of Modern History, lxxix, no. 2 (2007), 335.


New Zealand enters the First World War

Following the assassination of Archduke Franz Ferdinand, the heir to the Austro-Hungarian throne, and his wife Sophie in Sarajevo, the capital of Bosnia-Herzegovina, on 28 June 1914, Germany gave its ally Austria-Hungary a ‘blank cheque’ to take whatever action it deemed appropriate. Although Serbia, which Austria-Hungary blamed for the assassinations, accepted almost all the terms of a harsh ultimatum, Austria-Hungary declared war on Serbia on 28 July.

The following day Serbia’s key ally Russia ordered a partial mobilisation against Austria-Hungary. Germany responded by threatening Russia with war, which in turn prompted Russia’s ally France to mobilise its armed forces on 1 August. Germany declared war on Russia the same day and on France two days later. Germany’s Schlieffen Plan to defeat France quickly required the invasion of Belgium, which Britain had pledged to protect. When Germany failed to withdraw its troops from Belgium, Britain declared war on Germany on 4 August.


Notas

Access-restricted-item true Addeddate 2019-12-17 11:47:17 Boxid IA1745418 Camera USB PTP Class Camera Collection_set printdisabled External-identifier urn:oclc:record:1149025885 Foldoutcount 0 Identifier firstworldwareye0000kirc Identifier-ark ark:/13960/t9d58v03j Invoice 1652 Isbn 0816025525 Lccn 91019970 Ocr ABBYY FineReader 11.0 (Extended OCR) Old_pallet IA17029 Openlibrary_edition OL1541262M Openlibrary_work OL4093832W Pages 426 Ppi 300 Republisher_date 20200104122901 Republisher_operator [email protected]@archive.org Republisher_time 1017 Scandate 20191217221659 Scanner station30.cebu.archive.org Scanningcenter cebu Scribe3_search_catalog isbn Scribe3_search_id 9780816025527 Sent_to_scribe station30.cebu.archive.org Tts_version 3.2-rc-2-g0d7c1ed


Ver el vídeo: Σαραγεβο: Η Αφορμη 2014. Ντοκιμαντερ (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Ruffe

    Pido disculpas, pero, en mi opinión, está equivocado. Puedo probarlo. Escríbeme por PM, hablamos.

  2. Darneil

    Estas equivocado. Ingrese, discutiremos. Escríbeme en PM, lo manejaremos.

  3. Meztiktilar

    Creo que no tienes razón. Vamos a discutir. Escríbeme en PM.

  4. Joska

    Eso todavía no viene.



Escribe un mensaje