Artículos

Abandono de enfermos terminales en la época bizantina. ¿Una tradición ancestral?

Abandono de enfermos terminales en la época bizantina. ¿Una tradición ancestral?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Abandono de enfermos terminales en la época bizantina. ¿Una tradición ancestral?

Por John Lascaratos, Effie Poulakou-Rebelakou y Spyros Marketos

Revista de ética médica, Vol. 25 (1999)

Resumen: Nuestra investigación sobre los textos de los historiadores y cronistas bizantinos reveló un fenómeno aparentemente curioso, a saber, el abandono de los emperadores con enfermedades terminales por parte de sus médicos cuando éstos se dieron cuenta de que no podían ofrecer ningún tratamiento más. Esta actitud concuerda con la mentalidad de los médicos griegos antiguos, que incluso en la época hipocrática pensaban que el tratamiento y el cuidado de los enfermos terminales era un desafío a la naturaleza y arrogancia a los dioses. Sin embargo, es una actitud muy curiosa a la luz de los conceptos de los médicos cristianos bizantinos que, según las doctrinas de la religión cristiana, deberían haber estado imbuidos del espíritu de filantropía y amor por sus semejantes. El análisis minucioso de tres ejemplos de abandono de los emperadores bizantinos, y especialmente el de Alejo I Comneno, por parte de sus médicos, revela que esta costumbre, siguiendo la antigua ética pagana, adquirió en aquellos tiempos una forma ritualizada sin ningún contenido significativo o real.

Introducción: Las decisiones sobre el final de la vida siguen siendo un problema complicado en las relaciones entre el médico y la familia del paciente, con consecuencias sociales y legales que enfrentan hoy todas las sociedades civilizadas. La actitud de los médicos hacia la eutanasia en particular parece haber ocupado y perturbado a las sociedades desde la antigüedad, como indican el juramento hipocrático y los conceptos de los primeros pitagóricos. Aunque el juramento hipocrático, tal vez siguiendo la escuela de Pitágoras, está categóricamente en contra de toda idea de eutanasia, en la antigüedad se pensaba que no era ético que un médico tratara a un paciente con una enfermedad mortal, porque esta naturaleza desafía y constituía arrogancia contra los dioses. por lo que el médico se arriesgaría a pagar la pena de la némesis divina. Este concepto se encuentra incluso en algunos textos hipocráticos, pero no puede justificarse en sociedades profundamente influenciadas por la religión cristiana donde el médico debe amar a su prójimo (anthropos) en lugar de a su arte (techne) y tratar a todos sus pacientes independientemente de clase, estatus o riqueza y capacidad de pago. En estas sociedades, el deber altruista de los médicos implica aparentemente el cuidado compasivo y el consuelo de los enfermos terminales.

Por estas razones uno puede sorprenderse hoy en día al encontrar, al estudiar a los historiadores y cronistas bizantinos, algunos casos de abandono de emperadores moribundos por parte de sus médicos que se dieron cuenta de que no podían ofrecer ningún tratamiento médico adicional. El significado del abandono en estos textos parece haberse restringido exclusivamente al tratamiento médico cuando no era posible más ayuda científica y solo quedaba por ofrecer compasión filantrópica y cristiana. Como es evidente, la medicina bizantina, básicamente filantrópica por ser producto de la filosofía cristiana, no podía permitir esta costumbre de abandono. Por ello, estos casos a los que se refieren los escritores bizantinos fiables parecen a primera vista inusuales e inexplicables porque no pueden entenderse a partir del pensamiento y las actitudes cristianas hacia la relación entre pacientes y médicos. Por el contrario, de acuerdo con la forma de pensar de la medicina bizantina, parecería más racional que los médicos estuvieran atendiendo al paciente y ofreciéndole asistencia médica hasta su muerte. Sin embargo, antes de interpretar esta curiosa costumbre, conviene examinar los casos a los que se refieren y describen los escritores bizantinos.


Ver el vídeo: Enfermos Terminales Qué puedes hacer? (Agosto 2022).